Sabemos que el rebranding puede ser una de las tareas más complicadas a las que se tenga que enfrentar una empresa. ¿En qué consiste exactamente? A grandes rasgos, se trata de renovar una marca, de refrescar su imagen de cara a adaptarse a los nuevos tiempos o a eventuales cambios en el negocio. Podemos decir que el rebranding es un conjunto de acciones entre las que se incluye el cambio de nombre, logotipo, tipografía, diseño o mensajes publicitarios. Con la meta de cambiar la percepción que los clientes tienen de la empresa o marca en cuestión. Sin embargo, esta no tiene necesariamente que no funcionar. Basta con que la intención sea mejorarla. De hecho, casi todas las marcas actualizan su imagen varias veces a lo largo de su trayectoria en el mercado. Algunas con cambios más profundas y otras con modificaciones más superficiales. De todos modos, en mente sigue estando lo mismo: diferenciarse de los competidores directos.

En Excellent Names te recordamos que el proceso de rebranding puede suponer gastos extra. Date cuenta que puede ser necesario hacer cambios en la decoración, material gráfico, página web, redes sociales, etc. El rebranding no es solo un cambio de imagen. Hay que ir más allá y esta ha de ser el reflejo de un cambio en la filosofía o una nueva forma de hacer las cosas.

Cuándo hacer rebranding

El rebranding entra dentro de la estrategia de branding en sí. Cuando se hace necesario modificar una marca el motivo puede ser que esta ha cambiado o que el posicionamiento esperado no se ha logrado. Hay casos en los que, tras una crisis de reputación, una marca busca un cambio en la estrategia empresarial. Puede darse el caso también de que una empresa tenga un buen posicionamiento pero que le cueste llegar a nuevos segmentos por ejemplo al expandirse a otros países.

Algunos ejemplos de rebranding

 

– Cambio de Naming: es el cambio más radical. Se puede mantener un logo similar.


– Actualizar o cambiar el logotipo: es el más común a casi todas las marcas.


– Cambio de tipografía o pequeñas modificaciones: por ejemplo, un restyling del logotipo.

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te ha gustado este post compártelo.