Acertar al poner nombre a una compañía, producto o iniciativa es algo que depende de una suma de factores diversos. Algunos de estos factores que determinan el naming son relativos al mercado, otros a la realización gráfica, otros a la semántica… pero cabe no dejar de tener en cuenta que las palabras también poseen cualidades puramente sensoriales, que apelan a los instintos del receptor. Aquí es donde entra en juego el concepto de eufonía: la sonoridad de una palabra o conjunto de palabras que por la armonía de sus sonidos resulta agradable para el hablante.

Cierto es que la eufonía es una cualidad difícilmente cuantificable y con un alto componente de subjetividad. No obstante, todos podemos identificar nombres que son satisfactorios de pronunciar y reconocer este valor en diversas marcas de éxito. De hecho, se considera que una marca eufónica aumenta su facilidad de recuerdo, un valor que resulta especialmente interesante cuando se trata de lanzar algo nuevo y optimizar el impacto que se consigue en el mercado con el presupuesto disponible.

De esta manera, la eufonía se convierte en un elemento a tener en cuenta en los procesos de diseño de marcas, sobre todo en las fases de brainstorming. ¿Cuáles son algunas claves que podrían definir una palabra eufónica? Los teóricos apuntan que es más fácil conseguir este efecto a través del predominio de las consonantes de sonido más suave y de evitar el uso de aliteraciones o grupos consonánticos que obstaculicen una pronunciación fluida. El sentido de la cadencia y el ritmo también debe tenerse en cuenta.

Sobra decir que la cualidad opuesta a la eufonía, probablemente más conocida como concepto, es la cacofonía, y desde Excellent Names recordamos que evitarla es una de las reglas más básicas y obvias en materia de naming comercial. En este sentido, se ha de tener en cuenta que no solo son cacofonía los ejemplos más evidentes, como un trabalenguas, sino que también hay combinaciones que sin resultar tan dificultosas a la pronunciación no dejan de causar una mala sensación. No obstante, como en todo, siempre hay excepciones que desafían a la norma, incluso entre las marcas más populares del mundo.

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te ha gustado este post compártelo.