En el post anterior veíamos algunas razones de peso por las que apostar por el naming creativo en las estrategias corporativas. Es decir, poníamos en valor lo importante que es escoger un nombre que preceda a nuestra marca y refuerce su prestigio de cara al público. En esta nueva publicación queremos seguir la misma línea y ver algunas razones más que hacen de nuestro método naming una pieza clave dentro de cualquier estrategia de branding.

Es innegable que uno de los elementos más importantes del branding es el naming, es decir, la elección del nombre de una empresa, marca o producto. De ese detalle dependerá gran parte del éxito del proyecto. No podemos obviar que se trata del eje central de la identidad corporativa. Al elegir uno u otro nombre es importante tener en mente los valores a transmitir o el público objetivo al que vamos a dirigirnos. Pero, ¿cómo debe ser el nombre? Saca papel y lápiz y anota:

  • Llamativo
  • Representativo
  • Breve
  • Original
  • Coherente
  • Legible y pronunciable
  • Registrable
  • Adecuado al público objetivo

En Excellent Names te recordamos que hay que pensar además en si la empresa tiene posibilidades de expansión internacional a la hora de trazar una estrategia de naming. En ningún caso, con independencia del alcance de la marca o empresa, crear un nombre de marca es una decisión trivial. La estrategia a implementar tiene que incluir además un análisis de la competencia y de las audiencias. Está claro que el logo es también clave para la estrategia de branding. Lo que ocurre es que el logo no está siempre presente como lo puede estar el nombre de la marca. No lo estará por ejemplo en las cuñas de radio.

El nombre es además un elemento clave en el llamado Buzz Marketing ya que es complicado que el boca a boca sea efectivo si no se cuenta con un nombre de marca potente que cale en el imaginario colectivo.

En definitiva, un buen nombre es un impulso para la marca y mejora notablemente la eficiencia de la comunicación corporativa. Apoya además al storytelling. No en vano, una buena estrategia de naming ayudará a crear, contar y transmitir historias en torno a una marca.

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te ha gustado este post compártelo.