La comunicación de la marca lo es todo para conquistar al cliente. Si se tiene el mejor producto o servicio pero no se trabaja en el branding, el éxito no llegará porque el público no comprende lo que la firma le ofrece. Por ello las empresas siempre se deben poner en contacto con verdaderos profesionales que reenfoquen la estrategia para alcanzar el mejor potencial del negocio.

Algunos problemas habituales en la creación de eslóganes

Son muchos los clientes que se ponen en contacto con nuestra agencia para pedir asesoramiento sobre un reenfoque en su branding o comunicación corporativa. A partir de esos muchos proyectos hemos detectado algunos errores frecuentes. Conocerlos puede ayudarte a evitarlos en tu negocio:

  1. Olvidarse de la filosofía y visión de la marca. En realidad el mensaje de la marca debe mantenerse fiel a lo que esta es. Y no es fácil conseguirlo en la multitud de soportes y comunicaciones que hace. Pero dejarse tentar por un eslogan ingenioso que no esté relacionado con la firma es un error común y grave, ya que deja a la audiencia muy confusa.
  2. Crear eslóganes impronunciables para el mercado objetivo. Los idiomas foráneos llaman la atención a todo el mundo, marcas incluidas. Pero elegir palabras que el público no sabe pronunciar hace que la firma pierda posicionamiento en la cabeza del consumidor. ¿Cómo se van a acordar de ti si no saben ni cómo mencionarte?
  3. Frases confusas con muchas ideas en ellas. Los eslóganes que calan son realmente simples. Sin embargo, muchos caen en la tentación de querer decir muchas cosas a la vez. Aunque puede parecer erróneamente efectivo, esto también confunde mucho a tu cliente final.

Aunque pueden parecer errores muy obvios, lo cierto es que se cae en ellos mucho más a menudo de lo que se piensa. Por eso siempre es recomendable acudir a una agencia especializada en branding que analizará la comunicación actual de tu empresa y creará una estrategia con la que dar un giro para que tu mensaje enamore a tus clientes y no tenga este tipo de problemas. ¿Ya lo habías pensado?

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te ha gustado este post compártelo.