Son muchas las empresas que llevan a cabo una estrategia de rebranding que implica el cambio de nombre de la marca. Se trata de un movimiento arriesgado en el que hay que tener muchos factores en cuenta para dar con la solución más adecuada, y evitar perder el mínimo...